Con numerosos usos cosméticos, la miel es un excelente reparador y cicatrizante, debido a sus propiedades antimicrobianas, antisépticas y cicatrizantes. Además purifica y equilibra la secreción sebácea.

Settings

Menu