Se trata de una proteína que se encuentra de forma natural en nuestra piel. Es el encargado de dar firmeza y tersura a la dermis. Proporciona un efecto lifting, que alisa, fortalece, regenera, minimiza líneas de expresión y mejora la estructura celular de la piel. Con la edad nuestro organismo reduce su producción, por lo que es a partir de los 35 años cuando nuestra piel necesita un aporte extra. Para asegurar su absorción es necesario someter las proteínas de colágeno a hidrólisis enzimática para que sus moléculas disminuyan su tamaño y logren penetrar en las capas más profundas de la dermis.

Settings

Menu